Posts Tagged ‘sekonic

22
Abr
09

…va de fotómetros y fotometría en general…

* * * * *
Entrada actualizada
* * * * *

De chico, cuando tenía que hacer trabajos para el colegio (cuando se hacían a mano eh…nada de ordenadores, ni word, ni excel, ni interné…ni na´) siempre los empezaba con la definición del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española del tema que fuera a tratar. Con este tema voy a retomar esta costumbre

fotometría.

(De fotómetro).

1. f. Parte de la óptica que trata de las leyes relativas a la intensidad de la luz y de los métodos para medirla.

Vale, todo muy bonito (gracias RAE…) pero…esto cómo se come…?

Una de las razones por las que escribo esto es que visito con bastante frecuencia la página web de strobist (tanto que actualmente imparto talleres basados en esa “técnica”…) y siempre me había extrañado que a pesar de promover el trabajar con flashes pequeños (no de estudio…) en modo manual, nunca parecían mencionar si utilizaban o no fotómetros de mano. Parecen, en la mayoría de los casos, basarse en el histograma de la cámara más que en estos aparatos.

Al grano. ¿Qué es un fotómetro y para que sirve?

Un fotómetro es un instrumento que hoy en día tienen la inmensa mayoría de las cámaras integrado y que por motivos prácticos (por decirlo de una manera ya que no solo es por motivos prácticos…) se puede adquirir también de manera separada a la cámara (fotómetros de mano). A grandes rasgos un fotómetro de mano nos permite medir la luz que hay en una escena de forma separada a la cámara de forma que, una vez que traslademos los datos que nos indica el fotómetro de mano a la cámara fotográfica, obtengamos una fotografía “bien” expuesta.

Antes de seguir con el tema recordemos los tres parámetros que intervienen en la exposición de una fotografía y que siempre debemos de tener en cuenta:

– La apertura de diafragma

– La velocidad del obturador y;

– La sensibilidad (ISO)

No me detendré a explicar cada uno de los parámetros por lo que voy a sobreentender que ya conocen estos conceptos y lo que significa modificar cada uno de ellos para lograr un efecto o otro en las tomas sin flash. Solo veremos principalmente qué efectos conlleva su modificación en tomas con flash manual.

La/s pregunta/s del millón: ¿Cómo se utiliza el fotómetro de mano? ¿En qué situaciones lo puedo usar? ¿Cómo transfiero los datos que me da a mi cámara…?, etc

Personalmente solía utilizar el fotómetro de mano en fotografía “de estudio” cuando trabajaba con flashes manuales “grandes” de estudio. Actualmente ya no lo uso ya que con la experiencia me resulta más cómodo usar la pantalla de la cámara y, a veces, el histograma (es más, hace poco lo vendí…). Aun así, el fotómetro nos permite lograr medidas de luz exactas.

Ahora, un poco de teoría antes de entrar a la práctica con el fotómetro de mano

Tal vez una de las cosas más importantes que hay que entender es que los flashes manuales se controlan (además de con la propia potencia del flash..1, 1/2, 1/4, 1/8, etc…) siempre con la apertura del diafragma de nuestros objetivos. Esta apertura será la responsable de que una escena iluminada por flashes quede subexpuesta, sobreexpuesta o “correcta de luz” (por favor tener en cuenta que una escena sub/sobreexpuesta no necesariamente significa que está mal).

Si queremos sobreexponer una escena al usar nuestro flash manual, lo que tendremos que hacer será dejar que durante el pequeño momento que dura el destello del flash nuestro diafragma esté más abierto (dejará entrar más luz). Si por el contrario, lo que queremos hacer es subexponer una escena al usar nuestro flash manual, lo que tendremos que hacer será dejar que durante el pequeño momento que dura el destello del flash, nuestro diafragma esté mas cerrado (dejará entrar menos luz). Un flash de poca potencia requerirá que trabajemos con aperturas de diafragma grandes (f2.8 por ejemplo) mientras que un flash potente nos permitirá trabajar con aperturas de diafragma pequeñas (f16 por ejemplo).

La velocidad de obturación repercutirá únicamente en cuanta luz “ajena” al flash manual (luz ambiente por ejemplo) logremos que aparezca en la escena. La velocidad de obturación no afecta a la exposición de la escena que llega a estar iluminada por el destello del flash pero sí afecta al entorno. Para ilustrar esto he adjuntado algunas fotos que nos permitirán entender esto mejor. Este grupo de fotografías fueron tomadas con un flash Canon 430 EX en modo manual a una potencia de 1/32 y una cámara EOS 400d también en manual para poder modificar los parámetros necesarios. En las seis fotos se utilizó la misma potencia de flash y la misma apertura de diafragma (f3.5) pero entre una y otra toma aumenté un paso de luz modificando la velocidad del obturador.

En esta primera escena (f3.5 1/125) solo podemos ver la parte iluminada por el flash (la celosía, la puerta, la baranda de la terraza)

En esta segunda escena (f3.5 1/60) al haber dejado pasar un paso más de luz, ya podemos ver una pequeña parte del horizonte sobre el lado izquierdo de la escena (notar que la parte iluminada por el flash sigue expuesta igual)

En esta tercera escena (f3.5 1/30) el horizonte se ve con mucho más claridad. Esos dos pasos de luz sumados con respecto a la primera toma han permitido que la luz ambiente se “cuele” en la escena (la parte iluminada por el flash sigue expuesta igual)

En la esta cuarta escena (f3.5 1/15) los cuatro pasos de luz controlados a través de la velocidad de obturación permiten ver un horizonte ya mucho más claro (la parte iluminada por el flash sigue expuesta igual)

En la quinta escena (f3.5 1/8) el horizonte aparece cada vez mejor expuesto (la parte iluminada por el flash sigue expuesta igual)

…y en esta última escena (f3.5 1/4) el tiempo de apertura de diafragma da como resultado un horizonte mucho más expuesto mientras que la parte iluminada por el flash sigue teniendo la misma exposición.

Bueno, ahora a usar el fotómetro de mano…

La mayoría de los fotómetros de mano funcionan de manera similar. Nos indican, principalmente, tres datos que ya mencionamos anteriormente.

– La apertura de diafragma

– La velocidad del obturador y;

– La sensibilidad (ISO)

En esta foto pueden ver como se representan en un fotómetro bastante común, el Sekonic L308-S (si realmente creen que necesitan comprar un fotómetro de mano esta, creo, es una buena opción…)

La gran mayoría de los fotómetros, también, nos permiten medir las luces de los flashes manuales que vayamos a usar. En el caso de este modelo específico de fotómetro de mano, el modo que nos interesa usar es el que tiene el símbolo de flash. Cuando seleccionamos este modo, el fotómetro de mano se queda a la “espera” del destello del flash que queremos medir y una vez disparado, el fotómetro de mano despliega los datos que nos interesan para configurar los parámetros de nuestra cámara. Todo esto parece un poco engorroso pero veremos ahora como en estudio los parámetros a controlar al momento de medir las luces son bastante sencillos.

Como ya mencioné, en estudio es necesario disparar nuestras cámaras en modo “manual” para de esta forma tener control total sobre los parámetros de la toma. Personalmente para este tipo de fotos siempre pongo la velocidad de la cámara a 1/125 y el valor ISO a 100 en el fotómetro de mano (en Strobist, al trabajar muchas veces con fondos de luz continua, estos datos no se aplican…). Entonces, si ya sabemos esto, lo único que necesitamos saber es qué valor f poner. Es aquí cuando empezamos a utilizar nuestro fotómetro de mano.

La medición del flash manual se hace con el fotómetro sobre la superficie que queremos fotografíar. En el fotómetro de mano repetimos los dos parámetros que ya tenemos en nuestra cámara, es decir, ponemos la velocidad a 1/125 y el valor ISO a 100. Una vez que estos datos ya están en el fotómetro, lo único que hace falta es disparar el flash y esperar a que el fotómetro nos de el valor f (el único dato que nos faltaba en la cámara). Ese valor de diafragma o número f será el que deberemos introducir en la cámara para obtener una exposición “correcta”. Si hacemos la toma utilizando en la cámara los mismos valores que nos ha indicado el fotómetro (por ejemplo 1/125 f5.6 e ISO 100) la parte de la escena sobre la que hicimos la medición quedará correctamente expuesta.

Uffff, vaya tocho, es que no se me ocurría otra forma de explicarlo. Realmente espero que se haya entendido todo…




Me he mudado de casa, puedes visitar el nuevo blog en: www.javiergarciarosell.com

...también sigo en Follow javgarciarosell on Twitter y


 

Visitas

  • 316,905 visitas!